Historia de Felipe II, Luis Cabrera de Córdoba

Obra del his­toriador español Luis Cabrera de Córdoba (1559-1623). El autor, residente en palacio hasta los 23 años como hijo del despensero mayor, volvió al servicio de la casa real después de estar a las órdenes del duque de Osuna, en Nápoles, y de Alejandro Farnesio, en Flandes, realizando así en todo el curso de su vida funciones oficiales. Aunque seguidor de Góngora, lo más de su producción está vinculado a la historiogra­fía: «Relaciones» de los 15 primeros años del reinado de Felipe III — tal vez prepa­ración para otra crónica —, un relato de las alteraciones de Aragón en 1591 — que ha sido publicado con su historia de Fe­lipe II—, un libro De Historia, para entenderla y escribirla (1611) y la obra objeto del presente artículo. Su primera parte (1527-1583), cuya fecha de privilegio y cen­sura es de 1615, se publicó en 1619; la se­gunda, dada por muchos por perdida, no vio la luz hasta la edición oficial completa de 1876-77. Tiene el «Felipe II Rey de Es­paña» — que así tituló el autor la obra — más carácter de biografía que de historia nacional, como ya lo muestra el iniciarla con su nacimiento. Cabrera dice que ha­biendo sido aquel monarca modelo de re­yes, referir su vida equivale a exponer lo que debe ser el gobierno de los pueblos. Las noticias son de desigual valor, muy interesantes y seguras algunas, erróneas o deficientes otras. No faltan documentos apó­crifos entre los insertos. Pero lo que em­peora sobre todo la obra es la obscuridad y retorcimiento, que hacen en extremo en­fadosa su lectura, en vez de lograr el autor la rebuscada elegancia que ansia; es más de lamentar porque se vislumbra a veces una preocupación muy moderna por ex­presar finos matices y con su afectación sólo consigue dar a las frases un ingrato hermetismo.

B. Sánchez Alonso