Historia Crítica De La Literatura Española, José Amador de los Ríos

Obra del crítico e histo­riador español José Amador de los Ríos (1818-1878), de la que sólo llegaron a publicarse siete volúmenes, en Madrid, entre 1861 y 1865. «El arte — advierte Amador de los Ríos — en relación con todos los ele­mentos de cultura que han existido en nues­tro suelo: he aquí en una palabra el fin de nuestros estudios». La obra, típica de su momento, se dividirá, según el plan traza­do por el autor, en dos grandes ciclos: el latino y el romance. El primero compren­derá el estudio de los primitivos pobladores de la Península, de los grandes escritores de la Antigüedad latino clásica, de los latino cristianos, de los visigóticos y de aquellos que escribieron en latín durante la domina­ción musulmana, ya en los reinos cristia­nos, ya en el Andalus. El segundo gran ciclo se dividirá substancialmente en dos subciclos, el primero de los cuales com­prenderá seis capítulos: desde el nacimien­to de la literatura romance hasta Berceo; desde Berceo hasta Alfonso el Sabio; el tercero alcanzará hasta la catástrofe de Montiel; el cuarto, hasta la muerte de En­rique III; el quinto, hasta el fin del reinado de Juan II; y el sexto, hasta la renovación de Garcilaso. El segundo subciclo tendrá tres grandes apartados: desde Garcilaso has­ta la revolución formal de Góngora; la de­cadencia subsiguiente hasta la restauración galoclásica, con la Poética de Luzán. El ter­cero, desde ese momento hasta la época del autor.

Pero ese ambicioso plan no pudo ser realizado en toda su extensión, quedan­do la obra interrumpida con el estudio de la literatura en la época de los Reyes Ca­tólicos. El primer volumen, después de una larga introducción en la que Amador de los Ríos comenta el espíritu, carácter y ten­dencias de la crítica literaria española y señala el objeto y plan de la obra, abarca desde los primitivos pobladores de España hasta la literatura latina de la época de los visigodos. El segundo, los escritores latinos desde la invasión musulmana hasta las pri­meras manifestaciones romances. El .terce­ro, desde los primeros monumentos escritos de la poesía castellana hasta Alfonso el Sa­bio. El cuarto, desde los sucesores del rey sabio hasta la poesía popular de mediados del siglo XIV. El quinto, desde la aparición de la literatura caballeresca hasta la poe­sía culta de principios del siglo XV. El sexto, desde el reinado de Juan II de Cas­tilla hasta los poetas de la corte de Al­fonso el Magnánimo. El séptimo, y último, abarca los reinados de Enrique IV de Cas­tilla, Juan II de Aragón y Reyes Católicos. La obra, de una apretada densidad erudita, está profusamente ilustrada con estudios monográficos complementarios. Es, en rea­lidad, la primera gran historia de la lite­ratura castellana escrita por un español y según unos métodos modernos.