Historia Constitucional de Venezuela, José Gil Fortoul

Obra del pensador venezolano José Gil Fortoul (1862-1943) (2 vols. en la edición de Cari Heyman, Berlín, 1909; 3 vols. en las posteriores ediciones, como la de «Parra León Hermanos», Caracas, 1929). Ésta es una de las obras más estimables de la historiografía venezolana, sobre todo por la elegancia del estilo, fluidez de la narra­ción y agudeza sociológica con que está es­crita. Su autor fue uno de los pensadores venezolanos más destacados de su genera­ción, y su larga experiencia política — fue parlamentario, diplomático, negociador por Venezuela ante Tribunales internacionales en que se fallaron diversas querellas de la nación venezolana con otras por asuntos limítrofes — se refleja en la visión directa de ?os hechos y el conocimiento objetivo de los temas que trata. Influido por el Positi­vismo, la obra significó una reacción con­tra las corrientes románticas que preva­lecieron en la historiografía venezolana del siglo XIX. El designio del autor no fue tan sólo estudiar el proceso institucional del país sino establecer, al mismo tiempo, las constantes sociológicas de la vida venezolana.

Su fineza intelectual y la serena penetración con que analiza la psicología de las grandes personalidades históricas, le libra de las exageraciones y esquemas sedi­centemente científicos en que cayeron otros escritores del Positivismo. Aún más, en la segunda edición, muy revisada, de la obra — 1929 —, a la luz de nuevas corrientes historicistas, Gil Fortoul rectifica algunos de sus primeros juicios. Hay en toda la Histo­ria una cordial actitud de comprensión que se proyecta hasta los grupos y personas de cuya ideología no participa, como la llama­da «oligarquía conservadora», que dirige el Estado en el período 1830-1847. Aunque his­toriadores posteriores de Venezuela han mirado con otros métodos y el aporte de nuevas investigaciones el proceso histórico del país, el libro de Gil Fortoul aún con­serva su admirable valor de síntesis, y por su arte narrativo y sagacidad de interpre­tación prevalece como una de las obras más importantes de la literatura historiográfica venezolana.

M. P. Salas