Himno a Zeus, Cleantes de Aso

Himno en hexámetros del filósofo estoico griego Cleantes de Aso (verosímilmente 331/30-232/31 a. de C.), sucesor del fundador de la escuela de Zenón de Cícico. El himno ha llegado hasta nosotros a través de Estobeo. En él, bajo el nombre de Zeus, se exalta el principio di­vino que opera racionalmente en la natu­raleza, la razón cósmica, que es deber y fin último del hombre seguir. A este prin­cipio obedece toda la naturaleza desde la infinidad de los cielos hasta el átomo, in­cluso el mal, que, aun no siendo deseado por este principio, resulta compuesto por él en una suprema armonía. Quien se ajus­ta a la razón divina alcanza la virtud y la felicidad, y los que no se ajustan a ella están en la infelicidad y la maldad, y se agitan y sufren en pos de bienes falsos y transitorios. Para que estos últimos puedan seguir la divina razón y exaltarla, Cleantes ha compuesto su himno. La composición es como la profesión de fe del Estoicismo (v.) y en ella se encuentran los conceptos fun­damentales de esta filosofía: razón cósmica que domina todas las cosas, y adecuación del hombre a esta razón. Pero la intelección está impulsada por un cálido soplo religio­so, y la pasión que vibra en ella confiere al himno momentos de verdadera y elevada poesía.

M. R. Posani