Hanna, Johan Ludvig Runeberg

Poema del escritor finlandés Johan Ludvig Runeberg (1804-1877), escrito en lengua sueca y publicado en 1836. La acción se desarrolla en el espacio de un día. En casa de un pastor se espera al hijo que ha de volver de la Universidad. Llega entretanto un pretendiente a la mano de Hanna, la hermosa hija del pastor. El galán ya no es joven pero describe su casa opulenta y los magníficos regalos que hará a su futura esposa. Hanna, sin pensar pre­cisamente en la fortuna del hombre, sino en la necesidad en que puede encontrarse de su apoyo, le da esperanzas. Llega por fin el esperado hermano, acompañado por un amigo íntimo y fraternal. Como a tal, Hanna le saluda con un beso que hace nacer inesperadamente en ella un sentimiento desconocido hasta entonces. Los jóvenes dan al poco rato un paseo a orillas de un lago; no hablan, pero ya sienten que se aman. De regreso a casa, van a pedir la bendi­ción al anciano pastor adormilado en su butaca. Abriendo los ojos, éste mira a los jóvenes y comprende. Runeberg, con este idilio breve y sencillo ha querido dar al primer amor el carácter de una revelación imprevista que a través de una sola mirada decide el destino de dos seres. Este idilio, en hexámetros, fue el primer escrito que diera fama en Finlandia a Runeberg.

A. Ahnfelt