Habacuc

[Habaquq (nom­bre de pianta)]. Libro profético del Antiguo Testamento (v. Biblia), atribuido a Habacuc, que vivió unos decenios antes de la destrucción de Jerusalén (alrededor de 630- 610 a. de C.). Tiene dos secciones muy dis­tintas. Primera: un diálogo entre Dios y el profeta, en que se anuncia el castigo de Judá por medio de los babilonios y la sub­siguiente ruina de éstos (I-II). Segunda: un salmo en que el profeta describe la ve­nida del Señor al Juicio Final e implora mi­sericordia para su pueblo (III). La destruc­ción de Babilonia no es más que el marco histórico en que se desarrollan las predic­ciones de la ruina de todos los enemigos de Dios representados en los babilonios, y la resurrección del género humano por obra del Mesías. La forma con que Habacuc embellece su obra indica que el autor fue uno de los buenos poetas hebreos. Ora amenace terriblemente a los protervos, ora pinte, con nobles términos, la majestad de Dios juez, alienta en toda la obra un sen­tido de grandeza, de magnificencia, de cosa alada; dicción y sentimiento, todo es mara­villosamente conducido, con elevación, con sublime inspiración poética. El libro al­canza su punto lírico culminante en el ca­pítulo III, en que se halla el conocido «Cán­tico de Habacuc», en el que la poesía he­brea alcanza un punto altísimo de soberana inspiración.

G. Boson