Gunsho Ruiju, Hanawa Hokiichi

[literalmente: Colección de obras ordenadas por categorías]. Gran colección de obras antiguas y raras, com­pilada por el autor japonés Hanawa Hokiichi (1746-1821), nacido en la provincia de Saitama. Es un trabajo de proporciones co­losales, que costó al autor 41 años de su vida, desde 1779 a 1820. E impresiona tanto más la amplitud de su obra si consideramos que Hokiichi era ciego desde la edad de cinco años, lo cual no le impidió, sin em­bargo, formarse una vasta y profunda cul­tura, gracias sobre todo a su prodigiosa memoria. La ejecución material de la obra es el fruto de la ayuda de sus discípulos, especialmente de Nakayama Nobüna (m. en 1836) y de Yashiro Hirokata (1758-1841), que cargaron con el duro trabajo de selec­ción y revisión. El Gunsho Ruiju consta de 530 volúmenes, que comprenden 1.270 obras, pero su suplemento, Zoku Gunsho Ruijü (continuación del Gunsho Ruiju) consta de mil volúmenes y contiene 2.103 obras. En total, 1.530 volúmenes y 3,373 obras, clasificadas en 25 secciones, de acuer­do con los temas (sintoísmo, burocracia, ge­nealogía, legislación, costumbres, poesía, diarios, música, etc.). El mérito del autor, e, implícitamente, el mérito de su obra, consiste en haber salvado, publicándolos nuevamente después de una atenta selec­ción, hecha sobre la base de una ponderada valoración de su importancia, una gran cantidad de trabajos que habían llegado a ser, ya en sus tiempos, muy raros. Gracias a él se pueden leer hoy obras que de otra manera se habrían perdido. La costumbre de recoger obras raras para evitar que se pier­dan es en el Japón bastante antigua y, en esto, Hokiichi fue un imitador.

M. Muccioli