El Libro de la Cabaña, Charles Sealsfield

[Das Kajütenbuch]. Novela de Charles Sealsfield, nom­bre bajo el cual se ocultaba el ex jesuita austríaco Karl Postl (1793-1864) quien, des­pués de haber abandonado la Compañía, había emigrado a América, desplegando allí una diversa y poco clara actividad. Du­rante algún tiempo hasta fue emisario al servicio de José Bonaparte, hermano de Napoleón; después había comprado un te­rreno, pero asqueado de aquella vida volvió a Europa para continuar su carrera de escri­tor iniciada ya en Ultramar con varios li­bros descriptivos y novelas. Murió en Suiza. El Kajütenbuch, publicado en 1841, su obra más vital, no es una novela en el sentido estricto de la palabra. Como todos los de­más libros de Sealsfield, también éste es más bien una descripción de las condiciones borrascosas y agitadas en que el Nuevo Continente se hallaba en aquel período de desarrollo; y es la historia del nacimiento de un Estado, narrada quizás con alguna idealización, pero con mucha agudeza, en una atmósfera altamente pintoresca.

El libro narra la guerra victoriosa de los habitantes de Texas contra México, en 1836, a consecuencia de la cual más tarde Texas fue anexionada a los Estados Unidos. El héroe de la novela, el comandante Morse, se extra­vía por la pradera (el autor aprovecha la ocasión para ofrecernos una descripción maravillosa de la pradería en flor), y des­pués de andar mucho tiempo errabundo es acogido por una especie de presidiario de buen corazón, aunque varias veces asesino, que le salva la vida y lo conduce a presen­cia de un «alcalde», juez de la salvaje y promiscua población de Texas y de la pra­dera. Éste es un hombre fuerte, lleno de comprensión por los diversos problemas que atormentan el país y por sus extraños habi­tantes, y en larga conversación con Mor­se le explica la necesidad de una fuerza contra México y le persuade para que com­bata junto con ellos en cuanto estalle la guerra. Así los lectores se encuentran des­pués con una larga e interesante descrip­ción de la batalla de Río San Jacinto. Las ulteriores vicisitudes del comandante son menos importantes; terminada la guerra, Morse se casa y vive feliz en la «cabaña», esto es, en la casa de madera que usaban los colonizadores estadounidenses en Texas. El Kajütenbuch ha sido muchas veces imi­tado y plagiado, pero ninguna imitación ha alcanzado jamás el hechizo del original.

C. Gundolf