El Jardín de las Rosas, Saadi

[Gulistán]. Es la obra más célebre del poeta y moralista persa Saadi (m. 1291), de carácter ético- narrativo, dividida en ocho libros. Están dedicados, respectivamente, a hechos de personajes reinantes, costumbres de ascetas, ejemplos de satisfacción con lo poco, mé­ritos del silencio, juventud y amores, vejez y sabiduría, educación y sus frutos, vida social y trato del mundo. Cada libro consta de cierto número de relatos más o menos largos, independientes entre sí, y en los que se entremezclan la prosa y el verso. La materia, muy variada, trata de las ex­periencias de la larga vida de Saadi (que, entre otras cosas, estuvo también algún tiempo prisionero y condenado a trabajos forzados por los cruzados en Siria), y de­riva de fuentes, orales y escritas, y del mare mágnum de la anecdótica oriental; pero ello no bastaría para explicar la fama del libro, que radica en el espíritu infundido por Saadi a esta no muy original ma­teria narrativa: espíritu de madura y equi­librada experiencia e indulgencia humana, igualmente alejado de un vulgar hedonis­mo como de los excesos de la mística ascé­tica, condenadora de los bienes de la vida. Con finísima delicadeza y tacto, Saadi sabe ofrecer al lector los más trillados tópicos de la moral del «ne quid nimis», de la gnómica y de la anecdótica elaborados con gracia incomparable, en los que alienta una sin­cera piedad y una comprensiva caridad hu­mana. En su arte fino y sosegado se ha reconocido el alma piadosa, perspicaz y mo­ralizante de Persia: el Gulistán ha llegado a ser a un tiempo un espejo del espíritu persa-musulmán y el texto clásico para ini­ciarse en el conocimiento de la literatura iránica medieval. De esta literatura, fue el Gulistán cronológicamente la primera obra que se conoció en Europa, a través de la traducción latina de Gentius (1651). [Trad. española de Manuel Pérez (Barcelona, sin año)].

F. Gabrieli