El Italiano, o El Confesionario de los Penitentes Negros, Ann Randcliffe

[The Italian, or The Confessional of the Black Penitents]. Novela de Ann Randcliffe (1764-1822), publicada en 1797. La Randcliffe, que con M. G. («Monk») Lewis (1755-1818) comparte el honor del invento de aquel género literario muy afor­tunado que fue la novela «negra» (o de te­rror: «tale of terror»), trata también en esta obra, que es una de sus mejores, el tema de la muchacha perseguida.

Vincenzo de Vivaldi se enamora de Ellena Rosalba; la familia de la muchacha se opone al matri­monio y se vale, para obligar a la pobre a seguir su voluntad, de un individuo turbio, Schedoni (v.), hombre de origen descono­cido, aunque, según parece, de noble as­cendencia y de arruinada fortuna; en ese hombre, ahora monje, se vislumbran aún las huellas de apagadas pasiones, la sospecha de una horrible culpa, aire melancólico, pálido rostro, ojos inolvidables. Este tipo satánico tendrá un gran éxito en el período romántico y lo imitará Byron (1788-1824) (v. Giaur, etc.). Ellena es raptada por unos sicarios y transportada a un convento, cuya abadesa la somete a la alternativa de casarse con la persona que le ha destinado su fami­lia, o tomar los hábitos. Vivaldi llega a tiempo para socorrer a Ellena y sigue una romántica fuga por los montes de los Abruzzos; cuando los dos están a punto de casar­se, intervienen los esbirros de la Inquisi­ción; Ellena es conducida a una solitaria casa a orillas del Adriático para ser puesta en manos de un miserable, Spalatro, que ha de darle muerte por orden de la marquesa Vivaldi; pero cuando Schedoni está a punto de apuñalarla, descubre que lleva un me­dallón que le revela ser la hija de su ver­dugo. Siguen otros inverosímiles y melo­dramáticos episodios, con reconocimientos, cárceles de la Inquisición, puñales envene­nados, etc. Sin embargo, todo acaba de la mejor manera, con la muerte de Schedoni, y la boda de Ellena y Vincenzo.

Las des­cripciones de paisajes italianos proceden de las Observaciones de Mrs. Piozzi (Observations and Reflections made in the course of a Journey through France, Italy and Germany, 1789) y de las Nuevas observaciones sobre Italia y sus habitantes [New Observations on Italy and its Inhabitants] de P. J. Grosley, 1769.

M. Praz