El Hijo de la Viuda, Vilis Plüdons

[Atraitnes dëis]. Poema compuesto en 1900 por el poeta letón Vilis Plüdons (V. Lejenieks, 1874-1940). Es el drama de la juventud es­tudiosa que, en lucha con las dificultades y las incomodidades, sucumbe a una muerte prematura. En el diálogo entre el protago­nista y su madre, con el que se inicia el poema, la impaciencia del joven por em­prender un viaje a la metrópoli, y su ar­diente confianza en un porvenir mejor, con­trasta con la tristeza de la anciana madre, desilusionada de la vida. Viene después la veloz marcha del tren en competencia con los precipitados pensamientos del joven, que sueña con entrar triunfante en el Pa­lacio de la Ciencia, al tiempo que lo turban pavorosas pesadillas, anunciándole un trágico destino. La gran ciudad, con sus pla­ceres y su fasto, sirve de fondo a las no­ches que el joven pasa estudiando en el frío cuartucho, luchando con la miseria. Y, entre sueños y esperanzas, triunfa la secreta enfermedad que ha de llevar al agotado joven a la cama de un hospital. Una ma­ñana de primavera, la fastuosa ciudad ve pasar por sus calles un féretro negro, mien­tras lejos, entre los bosques, en el cuartito donde trabaja la anciana madre, se apaga para siempre toda ilusión, cuando un ve­cino da a la mujer la fatal noticia. El hijo de la viuda es considerada como una de las obras más notables de la lírica letona.

M. Rasupe