El Greco o El Secreto de Toledo, Maurice Barres

[Gre­co ou le secret de Toledo]. Obra de Maurice Barres (1862-1923), publicada en 1911 y re­editada en 1923 con notas y marginales del autor. Barres narra su descubrimiento de Toledo y del Greco, emparentando ambos entre sí hasta el punto de considerarlos se­gún él inseparables. Los temas de los pa­seos por la ciudad y la apología del pintor se entrecruzan en un pequeño libro, en el que la «ideología apasionada» es a la vez un método de crítica y de narración. A propósito de una malagueña escuchada la primera tarde, y de la visita al célebre Entierro del Conde de Orgaz, el autor des­arrolla la idea de que el Greco, natural de Creta y discípulo del Tintoretto, encontró en Toledo su verdadero clima. Su obra no es, pues, solamente la expresión de su ge­nio personal. Es además la expresión del alma entera de la ciudad de Toledo. Un pensamiento extranjero encarna el de un pueblo, que a su vez está dividido entre las tendencias de sus orígenes árabes y semíticos y su fe cristiana. El alargamiento de las formas en las grandes composiciones del Greco es la emanación de las contra­dicciones esenciales hacia la síntesis que anuncia la Iglesia católica. Este estudio se­ñala como digno de notarse que en la época que apareció, la obra del Greco estuvo muy lejos de ser conocida en su admirable téc­nica, verdaderamente revolucionaria.