El Gran Galeoto, José Echegaray

Drama en tres actos y en verso, del autor español José Echegaray (1832-1916), representado en 1881. Un caballero de cierta edad, Don Julián, protege al joven Ernesto, al que quiere y aprecia, y cuando su hermano don Severo y su mujer le dicen malignamente que Er­nesto y su joven esposa Teodora se aman, se indigna. Pero lentamente la sospecha va abriéndose paso en su corazón y, cuando se entera de que su protegido está a punto de batirse con un noble que ha insultado a Teodora, lo substituye en el duelo, es herido y va entonces a su casa. La casua­lidad quiere que encuentre en la casa de Ernesto a Teodora, quien había ido allí tan sólo para impedir el duelo. Después de una serie de incidentes, don Julián muere con­vencido de que efectivamente había algo entre los dos, y su hermano Severo quiere echar de la casa a la supuesta adúltera. Ernesto se hace entonces el campeón de Teodora: la amaba y por el afecto que le vinculaba al muerto había reprimido hasta aquel momento su amor, pero la malignidad de los hombres, que muy a menudo con sus calumnias y malintencionadas curiosidades llegan a ser unos inconscientes mediadores del amor, ha empujado entre sus brazos a la mujer prohibida y ahora esta mujer es suya.

Hay quien ha notado que Echegaray, ingeniero y profesor de matemáticas, cons­truye sus dramas como ingeniosos teoremas en que todos los elementos están en fun­ción de la tesis, realizada casi siempre con una serie de golpes de efecto. El Gran Galeoto es su mejor drama, pero también acusa hoy las huellas del tiempo y los lí­mites del arte de su autor. En 1904, con Frederic Mistral, obtuvo el Premio Nobel de Literatura.

A. R. Ferrarin