Crónica de Dalimil

[Kronika Dalimila]. Con este nombre, y con el de Crónica checa o de Boleslav [Kronika ceská nebo boleslavská], es conocida la primera crónica es­crita en checo en versos rimados. El nom­bre de Dalimil como autor de la Crónica fue dado por primera vez en el siglo XVII por el jesuita historiador Bohuslav Balbin (1621-1688), pero erróneamente. La Crónica de Dalimil se remonta al siglo XIV (fue em­pezada en 1308 y terminada en 1326). Hasta el año 1125, los acontecimientos aparecen desarrollados según la antigua crónica en la­tín Crónica Bohemorum) de Kosmas (1045- 1125), luego según crónicas secundarias y otros monumentos, pero sin examen crítico ni precisión en las fechas.

El autor fue, se­guramente, un eclesiástico animado por el espíritu patriótico y apenado por los sufrimientos de su país vividos por él mismo du­rante la invasión de las tropas alemanas. El tono es ásperamente anti germánico. Los ver­sos no son excelentes, pero tampoco despre­ciables y demuestran un progreso en rela­ción con las adaptaciones precedentes de la poesía caballeresca. La más reciente edición es la de Mourek del 1892 (reproducción di­plomática de un manuscrito conservado en Cambridge).

E. Lo Gatto