Crónica de Casiodoro. Flavio Magno Aurelio Casiodoro

Es un escrito cronológico compuesto en 519 a requeri­miento de Eutarico, el presunto sucesor de Teodorico. Flavio Magno Aurelio Casiodoro (485?-583?) da comienzo a su historia, ex­puesta en forma compendiada de tablas, por el que las Sagradas Escrituras llaman el primer hombre: Adán. De la historia hebrea pasa el autor a la asirio babilónica y de ésta a la grecorromana. Como tabla cronológica, la Crónica de Casiodoro no es más que una simple lista, más o menos exacta, de nom­bres y fechas que por lo que se refiere a la época romana interesa sobre todo para el conocimiento de las sucesiones de los cón­sules, epónimos del año romano.

La obra abarca un conjunto de 5.721 años, siendo su período más importante el último, o sea el de las denominaciones consulares, compren­dido entre el año 509 a. de C. y el 519 d. de C.; su fuente principal suele ser Livio, usa­do acaso, más que directamente, a través de los epítomes que de él se habían compuesto por el sistema de tablas cronológi­cas. A pesar de su aridez de repertorio, la Crónica da también cabida» a noticias de orden literario y cultural. Si en los juicios comparativos entre Roma y los pueblos bár­baros prevalece el punto de vista romano, los Godos (para los cuales en realidad la obra fue escrita) son los que mejor juicio merecen, como aparece no ya a través de adulaciones cortesanas, sino por objetivas exposiciones de hechos, nociones, sucesos, que dan a entender cómo el poderío romano ha pasado ahora bajo el dominio gótico.

F. Della Corte