Sir Roger de Coverley

Personaje típico creado por el periódico literario in­glés The Spectator (v.), de Joseph Addison (1672-1719). En su creación colaboraron Addison y Steele (1672-1729): este último tuvo presente a un caballero que, bajo la Restauración, había gozado de la vida, pero al transcurrir los años logró adquirir la costumbre de filosofar y se había conver­tido en un decidido crítico de la sociedad moderna y apologista de la sencillez tra­dicional; Addison, por otra parte, hizo de él un conservador bondadoso y caritativo, ingenuo y excéntrico, cuyas rarezas, sin embargo, proceden del sentido común y de la convicción de que los modernos an­dan completamente equivocados.

Sir Roger, figura tomada de la realidad por Steele, tiende a convertirse en manos de Addison en un instrumento para demostrar la opo­sición entre la vieja Inglaterra y la nueva, la cual esgrime sus argumentos por boca del negociante «whig» sir Andrew Free­port. A pesar de esa tendencia a una sá­tira programática, sir Roger conserva, in­cluso en sus rasgos más deliberadamente caricaturescos, un encanto de criatura real, que hace de él el supremo logro de The Spectator. En los distintos números del pe­riódico, sir Roger aparece en varios momen­tos de su vida cotidiana, en casa, en la igle­sia, en el tribunal, en la ciudad, en el tea­tro, en reuniones públicas, etc. Una imita­ción suya es el «squire» Bracebridge, en Bracebridge Hall (v.), de Washington Irv­ing (1783-1859).

M. Praz