La Vida en las Ventanas (Andrés Neumann)

Net es un joven que envía multitud de cartas a una tal Marina, con quien tuvo una relación hace tiempo. En ellas va contando la vida en su hogar, su relación con Xavi, el dueño de un bar, amigo suyo, de turbias costumbres, sus amores con Cintia; además, de hacer de vez en cuando algunas reflexiones sobre la vida y el amor.

Lo más llamativo de esta novela es su estructura. Está organizada según el clásico modelo de literatura epistolar con algunas variantes, como el hecho de que no se trate de un intercambio de correspondencia sino más bien de un “monólogo”, que no recibe respuesta de la destinataria; como anécdota, el medio del que se vale Net para enviar sus mensajes es el correo electrónico. De ahí el título del libro. Las ventanas a que hace referencia son naturalmente las de Windows, a través de las cuales él ve el mundo. Al final del libro hay una escena en la que el protagonista se asoma a una ventana real, y observa la ropa tendida de sus vecinos a la vez que fantasea sobre sus vidas, el deseo de contemplar algún crimen, etc, es decir, el deseo de romper una rutina que se le hace insoportable.
Porque de monotonía y rutina se trata. Net nos desvela una vida aburrida y sin sustancia, muy común, muy típica de joven de su edad, con sexo, romances, coqueteos con las drogas, discotecas, etc. De todas formas, la novela se detiene más en las relaciones familiares del protagonista. Asistimos desde el inicio de las cartas al relato del desmoronamiento de su hogar. Padres que no se comunican, la típica hermana, adolescente rebelde, gente que se va de casa, trabajos basura donde te explotan, paseos por centros comerciales. Resulta un poco tópico y no está contado con emoción ni entusiasmo.
La prosa es sencilla, aunque con ciertos toques poéticos que dan al texto en algunas ocasiones poca naturalidad. Quiero decir, que sí, vale, el joven es universitario, pero se expresa de un modo que no parece muy común entre la gente de su edad. Y no solo él. Además, algunas de esas cartas son bastante largas, lo cual no encaja con la realidad del correo electrónico. Más que emails, parecen entradas de un diario bastante prolijo. También es cierto que entre una y otra parece que pasa mucho tiempo, lo cual puede hacer pensar que Net tiene tiempo para redactarlas de ese modo. La estructura me ha gustado, pero el libro en sí lo veo un poco fallido, sobre todo a la hora de relacionar la historia de la familia con la de Xavi.
El papel que juega Xavi en el relato no me ha quedado muy claro. Desde el inicio se nos muestra como una especie de artista maldito (referencias a Rimbaud, Max Estrella, Marqués de Bradomín, etc, acentúan la imagen) que regenta un bar y que debido a su mal humor va poco a poco quedándose sin clientela; cae en las drogas, incluso en la venta de sustancias ilegales. Su casa es un caos de desorden. Se supone que es el mejor amigo de Net, pero no se profundiza en la relación. Tampoco vemos por qué es un artista, qué tiene de especial.
El distanciamiento, no sé si buscado o no, es constante en todo el libro. Se cuentan cosas, algunas de ellas muy graves, sin que se refleje una emoción en el narrador-personaje.
Tal vez esta sea una de las “moralejas” de la novela: la incomunicación a pesar de contar con cada vez más medios para transmitir ideas y mensajes. Uno de los pasajes más reveladores coloca a Net ante el ordenador de su hermana, entrando en su correo electrónico y leyendo algo que él piensa que ella ha querido que lea, y por eso le ha dejado la clave a la vista. Ella no puede decírselo directamente, sino a través del email.
Es un libro digno que podría haber dado mucho más de sí.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»La Vida en las Ventanas (Andrés Neumann)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «La Vida en las Ventanas (Andrés Neumann)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.