Zachar Berkut, Ivan Franko

Novela histórica de Ivan Franko (1856-1916), publicada en Lvov en 1883. Evoca la vida de la Ucrania monta­ñosa durante la invasión tártara (siglo XIII) cuando el príncipe Danylo de Halič, des­pués de la desgraciada batalla de Kalka, intentaba organizar en los Cárpatos los nú­cleos de resistencia a los terribles invaso­res de las estepas asiáticas. Ignorando que su cortesano, el boyardo Tuhar Vovk, le hizo traición con los tártaros, le concede vastas propiedades en los montes de los Cár­patos, ricos en caza.

Durante una cacería organizada por Tuhar Vovk, el joven Maksym Berkut, hijo del nonagenario Zachar Berkut, jefe de la localidad, salva la vida a la bella Miroslava, hija de Tuhar Vovk, atacada por un oso. Los dos jóvenes se aman; pero cuando Maksym pide al orgu­lloso boyardo la mano de su hija, éste la niega al «campesino». Tuhar Vovk es citado ante el tribunal por sus continuas viola­ciones de los derechos del municipio, pero el boyardo no se somete a la decisión del tribunal y durante la sesión mata a uno de los presidentes, Vojak, que está a punto de revelar su traición. El boyardo huye enton­ces con su hija y se une a los tártaros, junto con los cuales asalta la aldea. La mi­licia local, mandada por Maksym, da prue­bas de extremado valor, pero es extermi­nada y sólo Maksym, hecho prisionero, se salva gracias al amor de Miroslava. Pero ésta, no pudiendo soportar la infamia de su padre, se refugia junto a los ucranianos que se esconden en las montañas.

Siguiendo el consejo del viejo Zachar Berkut, los ucra­nianos obstruyen la salida del valle» y el agua del torrente, que se precipita en el valle, comienza a inundar al ejército tár­taro, que está allí acampado. Burundaj, el jefe de los tártaros, propone entonces a Zachar Berkut restituirle su hijo si los ucranianos les permiten salir de valle. El viejo rehúsa indignado. Pero cuando Bu­rundaj está a punto de matar a Maksym, Tuhar Vovk, arrepentido, le corta el brazo con su espada. Los tártaros perecen y Zahar Berkut, mientras muere feliz por la victoria obtenida, bendice a su hijo y a Miroslava, prediciendo la unión nacional. La novela de Ivan Franko tuvo gran éxito por el interés dramático de sus aconteci­mientos, su vigoroso sentido de la vida he­roica y salvaje y por su ardiente sentimien­to nacional, el cual, sin embargo, falsea demasiado los efectos poéticos de la obra con su gratuita idealización romántica.

E. Onatskyi