Tabaqāt Al-Umam, Abū-l-Qāsim ibn Sā’id al-Andalusī

[Categorías de las naciones]. Obra del escritor arabigoespañol Abū-l-Qāsim ibn Sā’id al-Andalusī (1029- 1070), discípulo de Ibn Hazm (v. Tawq al- ḥamama y Fiṣal) y cadí de Toledo.

Es una obra histórica de grandes vuelos, que ha gozado siempre de merecida fama, y que comprende dos partes claramente diferen­ciadas- La primera explica cómo la huma­nidad se divide en una serie de pueblos, que se distinguen por su lengua, sus cos­tumbres y su religión; esos pueblos pueden distribuirse en dos grupos: los que se han dedicado al cultivo de la ciencia — ya vere­mos más adelante qué entendía Ibn Sā’id por «sabio» — y la han hecho progresar, y, por otra parte, los que han desdeñado ocu­parse de ella. La segunda parte, mucho más extensa e interesante, está dedicada a referir el desarrollo de la ciencia entre los ocho pueblos que integran el primero de los citados grupos, es decir: indios, persas, caldeos, griegos, romanos, egipcios, árabes y judíos.

A cada uno le dedica un capítulo, de extensión variable, en el que se contie­nen tres aspectos: primero, unas caracte­rísticas generales; luego, unas noticias acer­ca de la situación geográfica así como sobre la historia del pueblo analizado, y, en ter­cer lugar, una relación, comentada, de los sabios más destacados, considerando como sabio al individuo que se ha dedicado al estudio de las ciencias antiguas, y más con­cretamente de la filosofía, de las matemá­ticas y de las ciencias naturales. Seis de esos capítulos son breves; los otros dos, más extensos y detallados, son los que tratan de los griegos y de los musulmanes — este último distribuido en dos secciones, la segunda de las cuales se refiere a los musulmanes es­pañoles —. La obra fue editada por el P. Louis Cheikho en la revista «Al-Mašriq» (Beyrut), en 1911, y de ella existe una tra­ducción francesa por Régis Blachére (Pa­rís, 1935).

D. Romano