Las Antigüedades de las Ciudades de España que van Nombradas en la Crónica con las Averiguaciones de sus Sitios y Nombres Antiguos , Ambrosio de Morales

Obra del historiador español Ambrosio de Morales (1531-1591). Morales continuó la «Crónica» de Ocampo y las «An­tigüedades» forman parte de la misma, que abarca desde el año 210 a. J. C. hasta la muerte de Bermudo III (1037). Se publi­caron por separado en Madrid, en 1792, en dos volúmenes en pergamino, por el editor Benito Cano, quien en un largo discurso preliminar se ocupa de la obra de Morales. El objetivo de éste consistió en reunir todos los datos conocidos en su tiempo sobre las antigüedades romanas en España, y triunfó plenamente en su empeño. Como dice él mismo, sus investigaciones se centraron en los siguientes aspectos: «señales y rastros de antigüedad de tiempo de los romanos; situación y graduación ordinaria de Ptolomeo; los autores antiguos de Geografía; los historiadores antiguos, griegos y latinos, y algunos de nuestros españoles; otros autores antiguos; los Santos Concilios; los nombres que tuvieron y ahora tienen los lugares; la manera de los sitios y asientos y los ríos que pasan por ellos, con la ma­nera de edificios y rastros de antigüedad que allí aparecen; martirios y vidas o leyendas de santos; autoridad de algunas personas a quien se debe dar crédito y la opinión común del vulgo que algunas veces acierta; monedas antiguas de romanos que tienen escritos los nombres de algunas ciu­dades nuestras de aquel tiempo; y piedras antiguas de romanos escritas en latín, de que hay por toda España gran muchedum­bre». Al final de cada volumen figura un índice de los lugares citados en el texto. Morales procura siempre documentar todas y cada una de sus afirmaciones, y rechaza todo lo que la crítica le demuestra inad­misible.

J. Reglá