Cartas de un Granjero Americano, Héctor St. John Crévecoeur

[Letter from an American Farmer]. Obra de Héctor St. John Crévecoeur (1735- 1813), nacido y muerto en Francia, pero que vivió en América desde los dieciséis a los cincuenta y cinco años y escribió en inglés. Son doce cartas que, según dijo de ellas Washington, «contienen casi todo lo que es necesario conocer al que quiera emigrar a este país… Dan muy útiles y amenas informaciones acerca de la vida privada de los americanos y el progreso de la agricultura, de las manufacturas y de las artes… A veces esta pintura, aunque fundada en los hechos, está en algún caso embellecida con porme­nores demasiado lisonjeros». La primera car­ta, de introducción, trata de diversos temas con agradable variedad y claro y bondadoso enjuiciamiento. Las demás cuentan la vida del granjero americano y hablan de los in­dios de América, de la isla de Nantucket, de la educación de los isleños, de la caza de ballenas, de la esclavitud; hay divagaciones gustosamente literarias, acerca de las ser­pientes y los pájaros-mosca; se describe la visita al botánico John Bertram; se cuentan los temores del «hombre de la frontera», amenazado por los salvajes, la revuelta de las colonias. Crévecoeur finge en sus cartas la curiosidad de un extranjero, da preciosas informaciones, y se entretiene en cuadritos llenos de sabor, sin descuidar lo esencial que en todo caso pueda ser útil al historia­dor. Fue llamado «cultivador de sensacio­nes» por la continua presencia de un noble interés humano. Una claridad muy distante del tosco modo americano de entonces, hace que este francés, además de pulcro descrip­tor, entusiasmado con su tema, sobre todo si se trata de hechos naturales, de animales, de valoraciones objetivas, sea el más amable de los comentadores, y fuese admirado por los románticos ingleses, entre ellos Shelley y Coleridge.

A. Camerino