Sociología, Georg Simmel

[Soziologie]. Obra de Georg Simmel (1858-1918), el mayor representante del relativismo filosófico contemporáneo, que en sus últimas obras llega a una filo­sofía de la vida, como síntesis dinámica de las relaciones que determinan lo real. Fue publicada en 1908 en Leipzig. El relativis­mo, como método, consiste esencialmente en renunciar a la definición conceptual abs­tracta y unívoca de una rama o de un as­pecto de lo real, y en poner de relieve las complejas estructuras de relacionalidad que lo constituyen y determinan. Así en la Introducción a las ciencias morales [Einleitung in die Moralwissenschaft] Simmel renuncia a todas las ideologías simplificadoras de la experiencia moral y a los con­ceptos que las expresan, para examinar las relaciones diversamente articuladas que de­terminan la estructura de la primera, y constituyen el sentido intuitivo de los se­gundos. En el campo de la sociología, Sim­mel rechaza la idea positivista de la socio­logía como teoría de la sociedad y de todos sus contenidos, o como explicación de los acontecimientos históricos según las fuer­zas y las configuraciones sociales, ya que tal idea designa, por un lado, un saber sin límites precisos, y por el otro implica un concepto, un ideal de la sociedad y del sistema de sus estructuras que es siempre abstracto y parcial.

Más bien la «sociolo­gía, como ciencia especial, encuentra su objeto especial trazando una nueva sección a través de los hechos», considerándolos según un plano, un sistema de relaciones que no los resuelve en sí, aunque determine algunos de sus más típicos aspectos. Este plano es el de la socialidad. «Una sociolo­gía, en el sentido estricto de la palabra, estudiará tan sólo lo que es específicamen­te social, la forma y las formas de la aso­ciación, como tal, abstracción hecha de los intereses y objetos particulares que se rea­lizan en la asociación y mediante la aso­ciación. Estos intereses y objetos son el contenido de las ciencias específicas materíales o históricas; entre sus círculos la sociología traza un nuevo círculo que en­globa las fuerzas y los elementos sociales como tales, y define las formas de la aso­ciación». El concepto de la sociedad tiene aquí un sentido netamente formal, ya que hay sociedad «en cualquier parte donde unos individuos entran en relaciones recí­procas». La sociología estudia las formas de esta asociación, los varios tipos de rela­ciones con que los individuos entran en contacto y constituyen una unidad. Una tal sociología pura o formal es independiente, tanto de la filosofía como de la historia, si bien se refiere a la filosofía, tanto por los propios presupuestos gnoseológicos co­mo por eventuales síntesis últimas sobre el sentido de la vida social, del mismo modo que remite a la historia para la experien­cia concreta de los hechos y la determina­ción de las relaciones afectivas entre tales individuos y las comunidades sociales, pero en la conciencia de su abstracción formal tiene una autonomía propia y sirve para indicar uno de los planos de constitución de la realidad cultural. Definida de este modo la naturaleza, el ámbito y el método de una sociología pura, Simmel analiza al­gunos problemas especiales. Uno se refiere a la influencia que sobre la forma de la sociedad ejerce el número de sus miembros, otro la relación que tiene tal forma con el espacio en que la sociedad se organiza.

Siguen indagaciones sobre las relaciones de subordinación en la estructura social, so­bre la lucha, las sociedades secretas, el entrecruzamiento de varias esferas sociales, la pobreza, los procesos y las funciones de autoconservación de los grupos y su des­arrollo, correspondiente a la afirmación de la individualidad. Las indagaciones, suti­les, refinadas e imposibles de resumir, ha­cen luz sobre interesantes y complejos as­pectos de la estructura social y sus refle­jos, y van acompañadas de «excursus» so­bre problemas particulares: sobre el ador­no, las relaciones gracias a la escritura, la negatividad de las relaciones colectivas, la herencia, fidelidad y reconocimiento, sobre el límite de la asociación, el extranjero, la nobleza, la sociología de los sentidos, y sobre varias cuestiones de método.

A. Banfi