Ricardo Wagner, su Obra, su Idea, Édouard Schuré

[Richard Wagner, son oeuvre, son idée]. Obra de Édouard Schuré (1841-1929), publicada en 1876. Es un estudio de la concepción filosófica y musical de Wagner, al que el autor considera menos como un genio reformador del teatro moderno, que en el sentido de expresión de una verdad, plasmador de todo el reino del arte y del pensamiento; no ya fenómeno alemán, sino fenómeno universal. Schuré parte de un fiel retrato del artista, cuya mayor virtud afirma ser la fidelidad al ideal, y las ob­servaciones sobre la originalidad de su con­cepción teatral, en la que se revelan, ad­mirablemente fundidos, el gran poeta y el gran músico de gigantescas ambiciones.

Pasa luego al examen de cada obra: Rienzi (v.), el drama del tribuno, trabajo juve­nil en el que ya se anuncia la personalidad del compositor; el Buque fantasma (v.), lú­gubre leyenda del marinero maldito, inspi­rada por la imagen fantástica del destino que amenazó a Wagner durante su travesía hacia Francia; Tannháuser (v.), la obra en que se reveló y que, poniéndolo por pri­mera vez en contacto con la leyenda po­pular, le dio la sensación de elevarse a una esfera superior a la Historia, esfera en la que el hombre se manifiesta en toda su fuer­za, en la libertad suprema; Lohengrin (v.), mito celta del Graal, renovado por Wagner en una creación que señala su paso desde el vigor instintivo y sensual de la natura­leza, al idealismo del espíritu; Tristán e Isolda (v.), maravilla de psicología musical, vigorosa expresión del mal de amores, con su fiebre, sus alucinaciones y sus combates; Los Maestros Cantores (v.), el drama sa­tírico en el ciclo trágico de la obra wagneriana; el Anillo de los Nibelungos (v.), epopeya gigantesca en la que Wagner ha querido dar nueva vida y profundo simbo­lismo, mediante el soplo de un fuerte pen­samiento, a los dos mundos primitivos y sal­vajes, amalgamándolos en un todo único, el de la tradición heroica germánica y el del mito escandinavo.

En fin, Parsifal (v.), el drama de la pureza, su última obra, que cierra en catarsis el ciclo pagano en la regeneración espiritual, que es el tormento secreto de todas las vidas terrenas, meta del hombre y de la humanidad. [Trad. es­pañola anónima de «La España Moderna» (Madrid, 1912)].

A.M. Speckel