La vida de Pitágoras, de Porfirio de Tiro

Que fue discípulo de Plotino en Roma, es un fragmento de su historia de la filosofía. De proporciones muy inferiores a la bio­grafía de Jámblico,. coincide sustancialmente con ésta. La filosofía de Pitágoras tenía, según Porfirio, por fin principal la libera­ción de la mente innata en nosotros por medio de la purificación, para reevocar las vidas de nuestros antepasados. Una notable variante es la noticia de que Pitágoras, re­tirado a Metaponto después de la matanza de sus seguidores realizada por Cilón de Crotona, al que él había recusado como dis­cípulo, fue salvado del incendio de su casa por sus discípulos, que allí dejaron su vida; pero quedó así privado de amigos, y de do­lor se quitó la vida. Los pocos discípulos que le sobrevivieron redactaron el conjunto de sus doctrinas y normas de vida y las legaron a sus descendientes, ordenándoles que las mantuvieran en su círculo sin comu­nicarlas jamás a los profanos. Lucas Holste, humanista del siglo XVII, tradujo al latín esta obra de Porfirio.

G. Pioli