La Vida de los Animales, Alfred Edmund Brehm

[Das Tierleben]. Obra descriptiva de las formas y vida de los animales, del naturalista alemán Alfred Edmund Brehm (1829-1884), escrita en colaboración con Ernst Taschenberg (1818-1898), que trató de los insectos, y con Oskar Schmidt (1823-1886), que lo hizo de los animales inferiores.

La obra, que consta de varios volúmenes (el primero apareció en. 1864 y alcanzó infinidad de ediciones), fue ilustrada con dibujos de Robert Kret- scham. El autor, por regla general, omite el examen de los órganos internos y realiza preferentemente la descripción del aspecto externo del animal: por ello encontramos la descripción de los movimientos de cada uno de los animales, antes que la de los músculos que los ejecutan. Abundan las in­formaciones sobre la piel, sobre el plumaje, etcétera, y sobre su color; se citan narra­ciones sobre cacerías y crianza. Para cada familia se insiste sobre determinadas es­pecies más conocidas, sin pretender enu­merarlas todas. Es muy notable la serie de informaciones sobre las costumbres de los animales, narradas en forma anecdótica en un estilo preciso y pintoresco al mismo tiempo. Algunas de estas noticias sobre mu­chos de los animales son originales, pues Brehm fue ante todo un gran viajero y ex­plorador.

La obra — que parte de los ma­míferos y trata después de las especies in­feriores, sobre las que se detiene menos — es un ejemplo del considerable éxito alcan­zado por un gran tratado de Zoología popular y ha tenido sin duda una importancia enor­me en el desarrollo del sentido naturalista en Alemania. La vida de los animales ha sido uno de los libros más leídos en ese país y fue traducido a los principales idiomas. La misma figura del autor está llena de interés para la historia de la cultura zoo­lógica popular. Además de profundo cono­cedor de .la fauna tropical, ecuatorial y circumpolar, por haber estudiado a los anima­les en su propio ambiente, fue un apre­ciado técnico de su crianza, fundando y dirigiendo él Acuario de Berlín, que goza todavía de un renombre mundial. La vida de los animales fue continuada más tarde por otros zoólogos, y generalmente bajo esta forma modernizada todavía se consulta frecuentemente como obra de información sobre costumbres y distribución geográfica de los animales superiores.

C. Barigozzi