La Vida Austera, Pere Corominas

Obra muy divul­gada del político, novelista y ensayista ca­talán Pere Corominas (1870-1939), publicada en el año 1908. Está dividida en cinco libros. En el primero, titulado «Les albes de la vida», se analiza la existencia del niño hasta que llega a adolescente.

El autor subraya la im­portancia de una formación sólida y la pre­sencia vigilante de unos padres virtuosos que inculquen en sus hijos altos ideales, nobles sentimientos y el sentido de la dig­nidad. En el segundo, «Els dies venturosos dé la joventut», se estudia el proceso de la adolescencia y los sentimientos de libertad, patria, sacrificio y generosidad que el ado­lescente descubre; elogia la espiritualidad de la mujer y condena las formas del amor impuro. El tercer libro, «La santedat hu­mana», analiza a ésta con un criterio que pretende ser objetivo, pero que, en realidad, deriva de las corrientes rousseaunianas, krausistas y cientifistas, resultando, a la postre, una apología de la famosa «santidad laica». El libro cuarto, «Les delicies de la térra», exalta la naturaleza y los placeres, moderados por la «vida austera», la salud, la amistad y la felicidad. El quinto, «La mort austera», después de estudiar el sen­tido de la muerte en las diversas civilizacio­nes, concluye con una rotunda afirmación de la inmortalidad.

La obra tuvo su origen, según cuenta en el prólogo, en una profunda crisis religiosa del autor que intentó superar por medio de una santidad puramente’ humana, sin relación con los conceptos cris­tianos de la gracia y la eternidad, y predi­cando una bondad terrenal que es la cari­dad sin valor trascendente. La obra trasluce un perfecto conocimiento de los autores griegos y latinos y un esfuerzo notable por hallar un estilo en la lengua renacida.

A. Manent