Epístolas Vulgares y Latinas, Francesco Filelfo

Obra didáctica del humanista reimpresa varias veces en ediciones hoy bastante raras: fundamental, incluso como reliquia tipográfica, es la de 1520. Tras un poema de introducción de un tal Pietro Salió, de Vercelli, en elogio del poeta, como autor de Sfortias (v.) y gran conocedor de las lenguas clásicas, la obra introduce a los jóvenes en el mundo latino: el método de Filelfo es el de hacer «pequeños ejercicios» («exercitatiunculae»), para llegar a manejar con igual soltura el italiano y el latín, indicando las propieda­des de ambas lenguas.

El manual se com­pone de cartas breves, primero en texto italiano y luego traducidas en latín con vivacidad y finura de humanista. Personajes tomados de la historia romana (Pompeyo, Sertorio y otros) se escriben cartas sobre hechos que interesan a su vida pública y a su vida privada: misivas y respuestas, há­bilmente cruzadas, proporcionan al escolar una verdadera recreación de motivos psico­lógicos, no sólo en relación con la anti­güedad, sino también en conexión estrecha con los acontecimientos de su tiempo. De este modo habla de Venecia, de Milán (y de San Ambrosio), etc. De esta actitud bastante libre con respecto a la tradición (partiendo de personajes de la época de César, Filelfo hace una trasposición lingüís­tica e histórica fuera de su tiempo), re­sulta una vez más la característica de la actividad de Filelfo como humanista: un raro dominio de la materia lexicográfica y sintáctica junto a una gran penuria de moralidad y de vida espiritual.

Con todo, el manual nos queda como un singular documento de la vida escolar del siglo XV, y como ejemplo de la facilidad con que los modelos clásicos se presentaban a los escolares con el fin de enseñar no sólo «las flores de la lengua latina» («latinae linguae flosculos»), sino también las flores de la lengua vulgar: desde este punto de vista no se ha apreciado suficientemente su valor documental.

C. Cordié

Filelfo dio demasiada inmediatez, dema­siada virulencia a su elocuente latín. (F. Flora)