Dicciones, Magno Félix Ennodio

[Dicciones]. Se trata de 28 ensayos retóricos de carácter vario, que (473-521) compuso en épocas diversas, y que han sido reco­gidos con este título arbitrario por su ca­rácter estilístico y literario común. De los 28 ensayos, 6 son de intención religiosa y espiritual, titulándose Dicciones sobre los herejes y sobre el sínodo [Dictiones de haereticis et synodo], aunque mejor sería llamarles, según la inscripción de los manus­critos, En nombre de Cristo [In nomine Christi]. Los motivos que dieron ocasión a estos seis discursos fueron casi idénticos: se trata comúnmente de discursos pronuncia­dos con motivo de la entrada de un obis­po en su diócesis, o para celebrar fiestas sagradas, así por ejemplo para el obispo Ho­norato de Novara, para el obispo Laurencio de Milán, para el obispo Máximo y para el vicario Esteban.

Tras el pretexto ocasional, Ennodio pasa a tratar de cuestiones dogmá­ticas y en primer lugar a discutir sobre las herejías. Si las seis Dicciones sacras tienen como ambiente las diócesis de Milán, Pavía y Novara, las Dicciones escolares, que son siete, nos transportan al ambiente romano. A Roma, a la escuela del gramático Deuterio, habían venido dos sobrinos de Ennodio. Esta circunstancia ofreció a su tío la oca­sión de interesarse por los problemas es­colares: así vemos a Ennodio, en pleno foro (seguramente en el foro Trajano), dirigiéndose a estudiantes y a maestros; en varias partes afronta diversas cuestiones. El reco­nocimiento a los maestros, el desdén por las distracciones mundanas, la admiración por la elocuencia bien empleada y la solicitud para con los jóvenes que le estaban confia­dos, son los temas de que más se ocupa en estas dicciones escolares.

Del interés de Ennodio por la escuela, que no terminaba únicamente en las manifestaciones afectivas de quien, haciendo las veces de padre, sigue el curso de los estudios, sino que alcanza a los maestros, discutiendo de igual a igual con ellos los problemas didácticos, dan tes­timonio las diez Dicciones paradigmáticas y las cinco Dicciones éticas, que son otros tantos ensayos del hermoso estilo oratorio que los jóvenes debían saber usar para des­arrollar sus temas escolares de retórica. Las Dicciones paradigmáticas son verdaderas Controversias, lo mismo que las del mismo nombre (v.) de Séneca el retórico; las Dicciones éticas pertenecen, en cambio, al gé­nero de la etopeya, esto es, de las diserta­ciones prosopográficas, para poner de relieve el carácter de personajes históricos o míti­cos. El título de los temas es el de la tradicional escuela retórica romana y los personajes elegidos son todos del ciclo de la lliada: Tetis, Menelao, Diomedes, Eneas y Dido.

Dado que uno de estos temas había sido explícitamente propuesto por Deuterio, maestro de su sobrino Lupicino, es claro que estas dicciones no eran sino los deberes señalados por el maestro y desarrollados por el tío, en lugar de serlo por el estudiante; y que Ennodio, complacido por el buen resultado y el éxito de sus fatigas, no du­daba en asumir fuera de la escuela su plena y completa paternidad. En’ conjunto, las Dicciones no son otra cosa que ejercicios retóricos, que reúnen los modestos méritos de una claridad y propiedad puristas y aca­démicas, pero contaminados ya de barbarismos, y mostrando con ello el declive de la tradición escolar romana.

F. Della Corte