Diálogo de las lenguas, Sperone Speroni degli Alvarotti

Escrito teórico im­preso por vez primera en 1542. El prota­gonista de la discusión es Pietro Bembo, el famoso codificador de la cuestión lin­güística con sus Prosas sobre la vulgar len­gua (v.). Bembo repite aquí los principios de su teoría, que situaba a Petrarca y Boc­caccio como los mejores autores en la poe­sía y la prosa italianas, haciendo converger en el estudio de estos grandes modelos la atención que antaño se orientaba casi ex­clusivamente hacia los humanistas latinos y los escritores antiguos.

Algunas ideas de Bembo aparecen aquí expuestas con espe­cial interés: la diferencia entre la «lengua» como hecho físico y el «estilo» como hecho poético y literario; igualmente, la impor­tancia de los grandes autores de la litera­tura italiana. Así, en pleno siglo XVI, el «clasicismo vulgar» aparece ya considerado como una conquista lograda por la crítica, y en muchos aspectos se muestra el fruto más firme de la idea del Humanismo. La importancia de la obra de Speroni estriba en haber planteado con seguridad absoluta el pricipio de la originalidad de los autores italianos, aunque sea siguiendo una tradi­ción cultural que llevará a acentuar las po­siciones de un aristotelismo dogmático en contraste con el gusto de los tiempos nue­vos.

En este diálogo, la posición sostenida por el humanista Lazzaro Bonamico, sobre la inferioridad de la lengua vulgar, es de­clarada errónea inmediatamente; otro perso­naje histórico, el filósofo Pietro Pomponazzi, le combate con vivas palabras, discute todas sus objecciones: los reinos y los hom­bres cambian, mientras las lenguas se ajus­tan a los tiempos, afirmando nuevos idea­lismos y nuevos sentimientos. El tratado de Speroni, que tuvo pronto gran difusión in­cluso en el extranjero, proporcionó la idea fundamental y numerosos elementos a Du Bellay, para escribir en Defensa e ilustra­ción de la lengua francesa (v.).

C. Cordié