De la Preexcelencia de la Lengua Francesa, Henri II Estienne

[De la précellence du langage françois]. Obra del erudito francés Henri II Estienne (1531-1598), concebida en sus líneas fundamentales y en parte redactada y publicada en 1579. Tiene gran importancia en la historia de las polémicas contra el italianismo en Francia, en cuanto plantea en forma esquemática y despiada­damente polémica algunos principios que de mucho tiempo atrás este filólogo ha­bía venido elaborando en estudios sobre la lengua griega y su conformidad con el fran­cés.

Con el orgullo de una renovada cultura, Estienne proclama que el francés si, por su vivacidad léxica y agilidad sintáctica, puede competir con el antiguo griego, nada tiene que envidiar al italiano, más sonoro en sus formas, pero ligado al uso retórico de las cancillerías y de las curias, guiado por estrictas reglas y privado de la flexibilidad que es el verdadero valor de una lengua moderna. Con un tono polémico y a me­nudo rencoroso, Estienne combate la pre­tendida insustituibilidad del elegante idio­ma de Petrarca y de Bembo; si la razón por la cual ciertos admiradores alaban la excelencia del italiano en la precisión y la limpidez, hay que confesar que sólo el francés refleja tales cualidades. Es la rei­vindicación nacional comenzada unos trein­ta años antes con la Defensa e ilustración de la lengua francesa (v.) de Du Bellay, y que ahora se complica con la comparación con el invasor italianismo.

C. Cordié