Comentarios a Dioscórides, Pierandrea Mattioli

[Commentari al Dioscoride]. Se cita generalmen­te con este título la obra más conocida de Pierandrea Mattioli (1500-1577): Pedacii Dioscoridis de materia medica libri sex in­terprete Petro Andrea Matthiolo cum ejusdem commentariis (Venecia, 1544), publica­da al mismo tiempo en edición italiana: Di Pedacio Dioscoride Anazarbeo libri cinque della Historia et materia medicínale tradotta in volgare da M. P. A. Matthiolo, etc. (Brescia, 1544). El autor, con este comenta­rio, dio nuevo prestigio a la célebre Mate­ria médica (v.) de Dioscóridés (siglo I des­pués de Cristo) que había descrito sistemá­ticamente con notable exactitud y agudo espíritu de observación, las varias especies de medicamentos de los tres reinos de la naturaleza, indicando su nombre, su lugar de origen, enseñando el modo de recogerlos y conservarlos y, finalmente, explicando sus propiedades terapéuticas. En el Renacimien­to, Mattioli, considerado como el más docto filólogo de su época, imprimió al estudio de la materia médica un magnífico rigor científico, y además de traducir la obra de Dioscóridés la aclaró en sus puntos más os­curos y colmó sus lagunas, completándola con un vasto comentario, fruto de largas investigaciones y cuidadosas observaciones. En aquel comentario reunió y examinó un gran número de «elementos» y algunos cen­tenares de nuevas plantas medicinales, mu­chas de ellas mencionadas por él por primera vez, dejándonos con ello descripciones precisas de morfología y de sus aplicaciones terapéuticas. Hizo así una obra maestra, cuyo valor aumentó enriqueciéndola con magníficas ilustraciones grabadas en made­ra, artísticamente realizadas. La obra de Mattioli, al cual se puede hacer la objeción de haber dado demasiado crédito a algunos «elementos» y haber exagerado sus virtu­des, fue traducida a varias lenguas y obtuvo en poco tiempo más de 40 ediciones, y du­rante dos siglos fue el texto clásico para la enseñanza de la farmacología.

G. Rignani