Catón Mayor o de la Vejez, Marco Tulio Cicerón

[Cato maior, de senectute]. Diálogo filosófico com­puesto por Marco Tulio Cicerón (106-43 an­tes de Cristo), en el 44, con tres interlocu­tores: Catón el Censor, Escipión Emiliano y Lelio. El protagonista, llegado a la más avan­zada edad, ha sido oportunamente escogido para trenzar el elogio de la vejez, defendiéndola de las cuatro acusaciones que con­tra ella suelen hacerse: primero, que la ve­jez impida la ejecución de obras dignas; segunda, que haga el cuerpo enfermo; ter­cera, que prive de los placeres; cuarta, que esté próxima a la muerte. Catón responde que la vejez puede ser la edad más propicia para llevar a cabo obras de pensamiento y que, liberado el cuerpo de la esclavitud de los placeres sexuales, endereza el alma hacia la liberación definitiva que halla su consu­mación con la muerte, es decir, con el pos­trer acto de la vida que menos hay que te­mer y que más ha de ser deseado, porque nos da la verdadera vida y la inmortalidad. Este tema era corriente en la literatura filo­sófica helenística y existían tratados sobre la vejez escritos especialmente por estoicos y peripatéticos; el tratado de la vejez de Aristón de Ceo parece que fue el modelo elegido por Cicerón, que sustituyó la figu­ra del protagonista, que en el autor grie­go era el mítico Tetón, por un personaje tí­picamente romano, como era el viejo Censor.

F. Della Corte