Arte Nuevo de Hacer Comedias, Lope de Vega

Poema de Lope de Vega (1562-1635), pu­blicado en 1609, que ha sido interpretado y citado de diversos modos. En él, Lope (ya en sus 47 años y orgulloso de sus casi 500 comedias de bagage), expone sus teorías sobre el arte dramático. Muchos han que­rido ver en los versos del Arte nuevo una retractación. Menéndez Pelayo, el ilustre investigador de la literatura española, en­tusiasta de Lope creador, lo rebajaba bas­tante como crítico, y creía mucho en la irresponsabilidad de Lope al hacerle cre­yente de los preceptos retóricos. Lope no creyó nunca en eso. Para él, ha dicho Me­néndez Pidal, el arte era inferior a la na­turaleza, y, en consecuencia, Lope hace un teatro libre de toda preceptiva, basándose en que al seguir las normas no se obtiene nada del natural. Efectivamente, el Arte nuevo ofrece alguna afirmación capital: ruptura con la poética de Aristóteles (ver­so 190), para mejor imitar la vida mezclan­do lo noble y lo plebeyo, lo grave y lo hu­morístico.

Para Lope, lo que da gusto, lo que agrada, es la norma esencial y preva­leciente. Así trae al teatro cosas olvidadas por la escena renacentista: polimetría, sus­pensión del interés, olvidar las unidades. De este último problema, Lope acepta como intangible la de acción, pero las otras son desechadas en el Arte nuevo en nombre del superior efecto dramático que se obtiene al rechazarlas. De esa postura de conside­rar lícito lo que provoca el aplauso, aun­que parezca una estupidez a los ojos for­mados en la retórica, nacen los tan traídos y llevados versos: al vulgo que se apasiona con eso «es justo / hablarle en necio para darle gusto». El Arte nuevo tiene en su base una erudición bastante floja y usada. Casi exclusivamente Robortello o Donato, pero estos teóricos italianos eran los citados en todas partes. Del Arte queda siempre bien clara la decidida afirmación: «y cuando he de escribir una comedia / encierro los pre­ceptos con seis llaves». En fin de cuentas, esto es la expresión irónica, poéticamente erudita, de las ideas básicas de la comedia lopesca, ya en su primera juventud.

A. Zamora Vicente