América, Tierra Firme, Germán Arciniegas

Libro de Germán Arciniegas (n. en 1900), publi­cado por primera vez en 1937. Reúne una serie de estudios muy diferentes en sus temas respectivos, pero que forman una verdadera unidad de fondo: el realce de la civilización y de la cultura americanas, entendidas en el sentido que expone Arci­niegas. Pero el libro no está encaminado únicamente a una tarea de realce o exal­tación decorativas de lo americano. Esta obra es, además, un principio crítico de querella con lo europeo. Lo «americano», en el concepto de Arciniegas, es lo anterior a lo europeo, lo que se encontraba en Amé­rica como forma de vida, de organización social, económica y política, como forma del arte, como expresión religiosa, antes de que los descubridores y los conquistadores eu­ropeos lo echaran todo a perder, «cubrien­do» su cultura y su civilización, la cultura y la civilización precolombinas. El libro trata de demostrar que lo americano-primitivo era tan importante, por lo menos, como lo europeo —evolucionado. Es cuestión de gus­tos y cuestión de criterios, dice el autor.

Y en punto a ventajas de la civilización americana sobre la civilización europea, Arciniegas enumera y comenta con mucha sagacidad crítica y buen humor, todas las ventajas que el indio americano le llevaba al civilizado europeo en el momento del encuentro entre esos dos protagonistas del episodio histórico. Esas ventajas no son pocas en materia de higiene, de arte, de ciencia, de organización económica, de ma­durez política, de justicia social, según el catálogo y el análisis de esas maravillas presentado en su libro por el autor. Ade­más, dice Arciniegas, sin América, sin los indios, sin los primitivos, sin los salvajes, el mundo no habría podido completar su tercera dimensión. Toda la ciencia, el arte, la filosofía y la sociología europeas, antes de que América quedara incorporada al concepto del mundo, eran falsas y mancas. América hizo posible la tierra completa.

H. Tellez