Zōhar, Rabbi Shimeon bar Johai

[Esplendor]. Es la obra más noto­ria de la literatura cabalística, que no pue­de ser considerada puramente mística como la «kabbalah» en general, porque su tenden­cia principal no es el éxtasis. Fue atribuida al tannaita (doctor mishnico, v. Talmūd) del siglo II, Rabbi Shimeon bar Johai.

Su difusión fue debida a Naḥmanide, quien se trasladó a Palestina hacia 1267. Consta de una serie de predicaciones en torno al Pen­tateuco (v.), ordenada de acuerdo con las cincuenta y dos perícopas del año sinagogal. Su punto de partida es que no sólo el texto sagrado, sino también las «halakhōth» (nor­mas rabínicas) contienen profundos misterios bajo el velo de una palabra sencilla. El Zōhar se propone, por consiguiente, re­velar «el espíritu» de la palabra escrita. La interpretación dada al Zōhar es teosófíca y está basada en la teoría de la emanación y los diez «sěfirōth», términos que J. Klatzkin (Thesaurus philosophicus linguae hebraicae, III, 1930, p. 109) traduce por «po­tencias, grados («madregōth») o cualidades en la concatenación de las emanaciones y de la creación». El lazo orgánico entre los « sěfirōth » aparece representado gráficamen­te en forma de árbol o del Protoántropos («adām qadmōn»). Mediante el conocimien­to de la esencia íntima de los diez « sěfirōth », el piadoso (ṣaddīq) dirige sus oracio­nes espiritualizadas y sus obras buenas ha­cia el Absoluto, el «ēn sōf» («sin fin»).

Los « sěfirōth » son puestos en relación con el Decálogo y las diez palabras mediante las cuales fue creado el mundo (Abōth V 1; Hagīgăh 12 A). El orden en que se suceden los varios « sěfirōth » es el siguiente: Corona («Kétehr»), Sabiduría («hokhmāh»), Inteli­gencia («bīnāh»), Grandeza («Gĕdullāh»), Gracia («hésed»), Fuerza («Gěbhürāh»), Juicio («dīn»), Belleza («tif’éreth»), Mise­ricordia («raḥamīm»), Eternidad, Esplendor («néṣah»), Majestad («hōd»), Justo («saddīq»), Fundamento del mundo («Jěsōd ‘ôlam»), Reino («malkhūth»), Corona («‘ătârah»). Cada uno de estos « sěfirōth » tiene todavía otros nombres simbólicos derivados de los versículos bíblicos. El Zōhar se com­pone de varios escritos: «La gran reunión» [«idrā rabhāh»], «La pequeña reunión» [«i. zuttāh»], «El libro del misterio», «El pastor fiel» [«ra‘jā měhêmnā»] y otros. La parte principal del Zōhar fue compuesta entre los años 1240 y 1280. «El pastor» apareció des­pués de 1280 y en él prevalece la mística preceptista. El Zōhar fue difundido a partir del 1280 gracias a Mosé ben Shemtobh de León, de Guadalajara, autor de escritos ca­balísticos inspirados en las ideas contenidas en el Zōhar. Se le ha considerado como posible redactor del Zōhar en su conjunto.

E. Zonetti