Taiyya o at-Taiyyat al-kubrà, Ornar ibn al-Fārid

[El gran poema en rimat). Breve poema religioso árabe, en 760 versos, del poeta místico egipcio Ornar ibn al-Fārid (1182-1235), en el que el autor, bajo el velo dé imágenes amorosas y con el habitual vocabulario y fraseología, a veces abstrusos, de la alego­ría, describe sus propias experiencias espi­rituales, los supremos conocimientos esoté­ricos alcanzados y anima a los jóvenes aspi­rantes a emprender el camino del ascetismo para conseguir la felicidad de la unión con Dios.

La poesía didacticomística árabe, a diferencia de la persa, se ha mantenido en general, en el aspecto artístico, a un nivel muy modesto, y suele ser oscura, des­cuidada y pedestre. El poema de Ibn al- Fārid es uno de los pocos casos en que la abstrusa materia doctrinal aparece avivada por un calor poético, si bien la exacta com­prensión de la doctrina requiera largas dilu­cidaciones y comentarios que, en realidad, no contribuyen a favorecer el goce de la forma artística. Esta naturaleza compleja ha hecho que, con frecuencia, la Taiyya sea interpretada y entendida por los occiden­tales en un sentido puramente literal, como una poesía de amor, mientras en el mundo musulmán goza de gran fama por su sig­nificado esotérico.

La doctrina mística que allí se expone, a pesar de algunas expresio­nes de sabor panteísta, se mantiene, en su conjunto, conciliable con la ortodoxia islá­mica. Existe un ensayo de traducción al italiano, de C. A. Nallino, en Scritti editi e inediti, II (Roma, 1940).

F. Gabrieli