San Juan en el Desierto, Feo Belcari

[San Giovanni nel deserto]. Representación sacra de Feo Belcari (1410-1484). Es incierto el año de su composición; según algunos críticos es anterior al Abraham e Isaac (v.), repre­sentado en 1449. Consta de dos escenas: la primera, en la que se representa el último coloquio de San Juan, de muchacho,  con sus padres, antes de partir para el desierto, fue posteriormente añadida por Tommaso Benci; la segunda, obra de Belcari, nos representa a San Juan que, viendo pasar gente por el desierto, invita a los hombres a la penitencia anunciando la venida del Salvador.

Avanza luego Jesús, que volvía de Egipto en compañía de San José y de la Virgen: por revelación del. Espíritu San­to conoce San Juan que es el Salvador y se inclina ante él. La acción está en gran parte compuesta por las predicciones que hace Jesús sobre su propia vida y su propio sacrificio, después que San Juan va en busca de dátiles y de fruta silvestre y almuerza con Jesús y con sus padres, y apa­ga su sed con el agua del Jordán. Es poco más que un esbozo de representación sacra, y la acción falta casi por completo; el úni­co pero inmóvil motivo poético está suge­rido por la escena del almuerzo de los dos niños teniendo por fondo el desierto. Esta graciosa leyenda del encuentro deriva de la «Vida de San Juan» en las Vidas de los Santos Padres (v.). La escena de la despe­dida de San Juan y sus padres está inspi­rada en el Evangelio (v.) de San Lucas y sobre todo en un tema muy conocido de la hagiografía franciscana: la despedida que tiene lugar entre San Francisco y su padre.

D. Mattalía