Las Comidas Judaicas, Novaciano

[De cibis judaicis]. Tratado en forma de carta dirigi­do a una comunidad cristiana, compuesto por Novaciano, probablemente mártir en el año 258, bajo Valeriano. Espíritu intransi­gente, nutrido de profunda doctrina estoica, y autor de un tratado sobre la Trinidad (v.), Novaciano capitaneó el cisma rigorista (251) contra el papa Cornelio, que se mostraba blando al consentir la comunión a los que habían caído en la idolatría durante las per­secuciones de Decio. En la carta sobre Los alimentos judaicos, hace Novaciano una su­til interpretación de la ley hebraica en lo que concierne a las prohibiciones de ali­mentos. Tales prohibiciones han de entenderse, según Novaciano, en sentido espiri­tual, porque en la creación divina no hay nada inmundo. Las distinciones de la ley entre animales inmundos y los que no lo son tuvo por objeto enmendar a los hijos de Israel, representando en los animales in­mundos las malas costumbres y, en los que no lo eran, las costumbres puras, y tuvo también por objeto habituar a los judíos a la templanza. Pero después de Cristo la ley quedó superada también en lo que se re­fiere a los alimentos: solamente queda para los cristianos, según la conclusión de Nova­ciano, la obligación de la templanza.

E. Alpino