Las Bendiciones de los Patriarcas, Tirannio Rufino

[De benedictionibus patriar charum]. Son los libros de exégesis bíblica escritos en 405 por Tirannio Rufino (3509-410), de Concordia, cerca de Aquileya, a ruegos de Paulino de Ñola. En el primero sé explican las profecías del patriarca Judá y en el se­gundo las de los otros once patriarcas. Por tratarse de bendiciones, a menudo tiene va­lor profético y significado oscuro. Rufino al igual que San Ambrosio en su escrito Los Patriarcas [De patriarchis] se entrega a la interpretación alegórica del texto. El tema de las bendiciones es típico del relato bíblico en la época patriarcal, y por lo general se sitúa en el trance de muerte del patriarca, el cual, dirigiéndose a sus hijos, como ilu­minado por una divina intención de lo futuro, les predice las cosas venideras in­vocando de Dios toda felicidad para ellos. El valor lírico de estas bendiciones ha sido no pocas veces, incluso por Rufino, confun­dido con un valor profundamente filósofo, y sus conceptos, a menudo fantásticos, son concreta y realísticamente interpretados con evidente desplazamiento de las perspectivas críticas.

F. Della Corte