Escritos de Towianski

[Pisma Andrzeja Towianskiego]. Publicados postumamen­te en Turín, en 1882, encierran la doctrina y la experiencia del filósofo y místico polaco Andrzej Towianski (1799-1878), iniciador del movimiento religioso de la «Obra de Dios» que tuvo mucho eco en Francia y Polonia por la adhesión de al­gunos importantes personajes de la emi­gración polaca y, principalmente, de Mickiewicz, que consideró a Towianski como maestro suyo.

El primer volumen empieza con la alocución pronunciada en el campo de Waterloo en 1841 y las dirigidas a la emigración en París, en los comienzos de su actividad. Siguen en el mismo volumen, y en el segundo y tercero, las notas que resumen las entrevistas con los discípulos de todos los países; y confesiones religio­sas y, por último, las cartas a los jefes de las naciones y de la Iglesia. La base filo­sófica de estos Escritos es la concepción de la historia del mundo como manifestación de una gran obra divina, gracias a la cual todo en el mundo se transforma, desarrolla y eleva: de la materia sin vida a los se­res vivientes, del hombre a los espíritus libres de toda forma mortal. De aquí la necesidad de un progreso en la interpreta­ción del Cristianismo, que en la nueva épo­ca ha de pasar del espíritu a la vida, del individuo a las colectividades nacionales y eclesiásticas, de manera que idea y ac­ción, religión y política, lleguen a ser una fuerza única.

De la realización del más profundo carácter cristiano, constituido por el amor y el sacrificio, la energía y la li­bertad, llevada a cabo dentro de la Iglesia sin cambiar nada de lo que forma su patri­monio dogmático y tradicional, con la única renovación interior de los hombres y las instituciones, debían brotar la liber­tad de los pueblos y la resurrección de Po­lonia. A esta renovación interior, apuntan las notas de las entrevistas que forman la parte práctica de los Escritos: en ellos, el íntimo problema de los que fueron a Towianski en busca de consejo, se vive y re­suelve con la aplicación de la palabra de Cristo a todos los campos de la vida pú­blica y privada. Por la influencia que el autor tuvo sobre los grandes poetas de su. tiempo, la primera parte de los Escritos está vinculada a la historia del romanticis­mo polaco, a las tradiciones napoleónicas y a la esperanza mesiánica de Polonia; mientras las notas atestiguan su profundo conocimiento del alma humana, de los ca­minos del error y de la vuelta a Dios. De algunos de estos Escritos (de los originales polacos, franceses y uno ruso) se hicieron algunas traducciones italianas (Attilio Begey, Turín 1882). Una selección de páginas escogidas editadas e inéditas de Towianski fue publicada en italiano por María Bersano Begey, con el título: Lo spirito e Vazione (Turín, 1925).

M. B. Begey