Epístolas de San Fulgencio

[Epistulae). De San Fulgencio de Ruspe (467-532) te­nemos cartas que por su extensión deben considerarse como verdaderos tratados. Son: «Epístola a Pedro Diácono y a otros que, desde el Oriente, fueron mandados a Roma para la profesión de fe, en torno a la En­carnación y a la gracia de Nuestro Señor Jesucristo» [«Ad Petrum diaconum et alios qui ex Oriente in causa fidei Romam missi sunt, de incarnatione et gratia domini nostri Iesu Christi epistula»], escrita en 509 por S. Fulgencio y por obispos africanos que vivían en Cerdeña a los llamados monjes escitas.

Dos «epístolas a Fernando Diá­cono» («Ad Ferrandum Diaconum epistulae duae»], el que escribirá la Vida de Ful­gencio [Vita Fulgentii]. «Epístola al con­de Regino» [«Ad Reginum comitem epistu­la»], respuesta a una cuestión sobre el aftartodecetismo. «Epístola a Donato sobre la profesión de fe» [«Ad Donatum de fide epistula»], contra los herejes y los anti­trinitarios. «Epístola sobre el débito conyu­gal y sobre el voto de continencia de los cónyuges» [«De coniugali debito et voto continentiae a coniugibus emisso epistula»], a un joven viudo. «Epístola a la viuda Galla sobre el consuelo por la muerte del marido y sobre el estado de viudez» [«Ad Gallam viduam de consolatione super mortem mariti et de statu viduarum epistula»]. «Epís­tola a Proba sobre la virginidad, la humil­dad, la oración a Dios y compunción de corazón» [«Ad Probam de virginitate atque humilitate, de oratione ad Deum et de compuntione cordis epistulae»], otra noble dama romana, hermana de Galla. «Epístola al abate Eugippio sobre su caridad y afecto» [«Ad Eugippium abbatem de caritate et eius dilectione epistula»]. «Epístola al senador Teodoro sobre la conversión del mundo» [«Ad Theodorum senatorem de conversione a saeculo epistula»], el cónsul de 505. «Epístola a Venecia sobre la verdadera penitencia y la futura retribución» [«Ad Venetiam de recta penitentia et futura retributione epistula»].

A ésta se añaden dos que no se han conservado: «Epístola a los Cartagineses» [«Ad Carthaginienses epis­tula»], escrita durante su exilio en Cerde­ña y «Epístolas a Estefanía» [«Ad Stephaniam epistulae duae»], sobre las herejías pelagiana y donatista. Estas cartas tienen particular interés para la vida religiosa de África a lo largo del siglo VI, cuando las polémicas heréticas estaban a la orden del día en la corte del rey africano Trasamundo, dominado por el clero arriano. Los vein­ticinco años del episcopado de S. Fulgencio quedan documentados por este su episto­lario que, por la amplitud de los problemas, se considera, más que en su aspecto práctico de correspondencia, en su aspecto doctri­nario de tratado.

F. Della Corte