Precisamente Así. Historias Para Niños, Rudyard Kipling

[Just so, Stories for Children]. Cuentos de Rudyard Kipling (1865-1936), publicados en 1902. A diferencia de otros escritos de este período, en los que Inglaterra aparece siem­pre como telón de fondo, el autor vuelve aquí al ambiente y a la naturaleza de su país natal, la India.

En general son cuentos de animales, uno de los temas predilectos del escritor. Una atmósfera de mito flota en estas páginas: los animales, en tiempos remotos, en los orígenes del mundo, eran amigos del hombre, y éste entendía su len­guaje; entonces los genios y duendes cons­tituían las fuerzas misteriosas de la natura­leza, y la escritura todavía no se había des­cubierto. ¿La ballena? Era un voracísimo animal que despoblaba los mares.

Un astuto marinero le plantó en el gaznate una verja construida con maderas de su almadía, y la ballena ya no pudo engullir, a partir de entonces, más que peces pequeños. ¿Y la joroba de los camellos? Es el fruto de su vagancia, pues mientras los demás anima­les ayudaban al hombre, ellos no querían molestarse. Son muy curiosas las historias de cómo fue escrita la primera carta, y el cuento sobre el origen de la trompa del elefante.

Estos cuentos, escritos con aquella intensidad imaginativa tan del agrado de la fantasía y sentimiento natural de los niños, se expresan con precisión y con la sencillez de una narración oral, donde a veces son repetidas como un estribillo, a la manera oriental, aquellas frases a las que el autor quiere dar mayor relieve. Los cuentos están ilustrados por el mismo autor, con dibujos más curiosos que bellos, acompañados de sugestivas enseñanzas. [Trad. anónima bajo el título Precisamente así. Historias para los niños y pura los que aman a los niños (Barcelona, 1943)].

L. S. Filippi

Se encierra una inmensa vitalidad en todas sus obras; piénsese de él lo que se quiera, instauró una moda de sorprendente duración, y nada sin vitalidad habría po­dido imponer una moda que se ha mante­nido tanto tiempo. (E. Shanks)