Una Compañía Teatral Ambulante, August Blanche

[Ett resande Teatersállskap]. Es un vivacísimo «vaudeville», en tres actos, com­puesto en 1842 por el comediógrafo sueco August Blanche (1811-1868). La materia có­mica está tomada de lo que le ocurre a una compañía de cómicos de la legua que po­nen en escena, con pocos medios, una tra­gedia en un pueblo del Smáland. El primer actor, Sjóvall, que es a la vez el autor dra­mático, se dedica al género trágico desde que un periódico de Borás — una ciudad insignificante — declaró solemnemente que «todas las comedias debieran destruirse, pues sería un descaro tomar a juego a los respe­tables borasianos haciéndoles reír y contorsionar hasta morir de risa». Para los actores que demandan su paga, para el tabernero y los acreedores que quieren lo que se les debe, para todos los contratiempos que ame­nazan el espectáculo, el primer actor tiene siempre pronto un remedio o una salida: es artista más consumado en la comedia de la vida que en el escenario.

Así, pues, aprovechándose con gracia de un accidente im­previsto, logra convencer al viejo Grástróm, el padre airado contra el hijo, muchacho que se ha enamorado perdidamente, como en la comedia antigua, de la cómica Josefina, para que dé su consentimiento a la boda. De este modo sale de apuros, emparentando con el bronco y simple, pero rico peletero. El «vaudeville» es una adaptación de la No­vela cómica, de Dennery, Cormon y Romain, quienes, a su vez, no hicieron sino dramati­zar la obra de Scarron (v.), que lleva el mismo nombre. Pero es una adaptación ori­ginal, tan festiva y llena de brío, que se reputa como la mejor obra cómica sueca del siglo XIX, y es todavía popular. Experto hombre de teatro y agudo y espiritual obser­vador, Blanche supo dar nueva frescura y colorido a viejas convenciones teatrales y a motivos antiguos, y creó, con Sjóvall, un personaje de gran relieve.

V. Santoli