Quien Sepa el Juego, no lo Enseñe, Ferdinando Martini

[Chi sa il giuoco non Vinsegni]. Co­media en un acto y en verso de Ferdinando Martini (1841-1928), estrenada en 1872. Es un simple juguete escénico, lleno de garbo y al mismo tiempo muy afortunado. El caba­llero Giulio Vergati y el barón Teodoro Gri­maldi ambicionan ambos la mano de la joven viuda Sofia di Castelfraneo.

El pri­mero es tímido, el segundo está demasiado seguro de sí. No sabiendo cómo declarar su amor, Giulio pide consejo al caballero, y éste, no sabiendo quién es la mujer amada por su amigo, pone su experiencia a su disposición: besar las manos, caer a sus pies y luego hablar. Así lo hace Giulio, y triun­fa: el barón llegará demasiado tarde. Era la época en que triunfaba el teatro mun­dano, y la comedia gustó. Hoy conserva todavía fresco su viejo clima.

U. Déttore