Misantropía y Arrepentimiento, August von Kotzebue

 [Menschenhass und Reue]. Comedia en cuatro actos de August von Kotzebue (1761-1819), estrenada en Berlín en 1789. Aplaudida en París en plena Revolución en 1792, fue recogida por Gérard de Nerval, que la tradujo, modificándola, en 1855 y le abrió un nuevo camino hacia los escenarios europeos en 1862.

La baro­nesa Eulalia Meinau traicionó antaño a su marido con el preceptor de sus hijos; aquel único error, cometido en un momento de aberración, destrozó el alma de Eulalia que, sintiéndose indigna de su marido, aban­donó la casa y se fue como institutriz, bajo el nombre de señora Mueller, al cas­tillo del conde de Wintersee, donde lleva una vida ejemplar y caritativa. Su marido, el barón Meinau, después de la traición y desaparición de su mujer, se ha aislado de sus semejantes y vive cerca de la quinta del conde de Wintersee, sin sospechar la proximidad de Eulalia y buscando en obras de caridad el consuelo a sus penas. La. presencia del conde Walcker, hermano de la condesa de Wintersee, que reconoce al barón Meinau, después que éste le salvó la vida, provoca el encuentro de ambos cónyuges y lleva a una escena donde el perdón es generosamente concedido y hu­mildemente recibido, produciéndose la re­conciliación y la felicidad de todos. La comedia, pese a los muchos defectos del diálogo y de la construcción, tuvo un éxi­to inmenso. Kotzebue había sabido conmo­ver al público, que quedó satisfecho viendo por primera vez rehabilitada en escena a la mujer adúltera.

Kotzebue tiene el mé­rito de haberse enfrentado por primera vez, aunque con escaso sentido psicológico, a esta situación profundamente humana. La crítica condenó su simplicidad teatral: Goe­the y Schiller no le escatiman los sarcas­mos. Schlegel, en Athenaeum (v.), juzga despiadadamente: «La vulgaridad moral de Misantropía y arrepentimiento sólo puede conmover a las colegialas».

G. F. Ajroldi

Es un desgraciado producto a la manera lacrimosa de Iffland, pero sin una chispa del ingenio de Iffland. (Korner)