Mcfingalm, John Trumbull

Sátira política del norteame­ricano John Trumbull (1750-1831), publi­cada en 1776 (canto I, después dividido en dos cantos) y en 1781 (cantos III y IV). Son tres mil ochocientos versos, que tienen por modelo el Hudibras (v.) de Butler. Se considera como la mejor obra dentro de los orígenes de la literatura americana, y en realidad es la única que ha sobrevivido al llamado «grupo de Hartford». Son paro­diados en él los discursos de los hombres del día, sus heroicos encuentros y ciertas profecías. McFingal, el protagonista, es un hombre público famoso por las discusiones y «tory» (favorable a la sumisión de Amé­rica a Inglaterra) furioso; pero la victoria es de los «whigs» (republicanos, revolu­cionarios contra Inglaterra) en palabras y también en batalla. McFingal es cubierto por sus enemigos de alquitrán y plumas, y, atado a un palo, lo abandonan para que medite la derrota. Consigue escapar y, en una reunión de «tories», expone lo que él llama una visión suya en la cual se profetiza la victoria final de los «whigs». Éstos, en efecto, se acercan y McFingal se refugia junto a los ingleses. Las ridículas contiendas, lo absurdo de la lengua caprichosa de Trumbull, las extrañas alu­siones, son rebuscados y de derivación li­teraria; de Butler, sobre todo, como se ha dicho. Sin embargo, no le faltan cualidades divertidas; es una vena que, a pesar de alguna solemne pedantería, corre copiosa y ágil.

A. Camerino