La Vida Parisiense, Henri Meilhac y Ludovic Halevy

[La vie parisienne). Opereta francesa, o mejor dicho, «ópera bufa» en cuatro actos de Henri Meilhac (1831-1897) y Ludovic Halevy (1834- 1908), con música de Jacques Offenbach (1819-1880), estrenada en París en 1866 y re- estrenada con variantes en 1873.

Es una representación burlesca y satírica de aque­lla imagen legendaria de vida galante y loca en la cual se ha querido, durante mu­cho tiempo, compendiar el carácter de un París para forasteros. En este caso los ingenuos son un barón sueco con su mujer y un brasileño, que llegan a París para dedicarse a la vida alegre y caen en manos de dos tipos que los conducen, según afir­man, a la «sociedad elegante» y al «beau monde» de la capital. Este «mundo dis­tinguido» no es sino un grupo improvisado de pequeños burgueses y dependientes de comercio, disfrazados de aristócratas y damas distinguidas, para divertirse a costa de los forasteros, y a los tres proporcionan aven­turas más o menos comprometedoras, entre comidas, bailes y jiras al campo, con ritmo de tremendas canciones y bailes frenéticos. Hoy el carácter de esta invención teatral se ha desvanecido por completo, y no se explicaría, por el texto, la fortuna de esta opereta si no se tomase en consideración, además del brío de la música de Offenbach, la esplendidez de los trajes y lo atrevido de las danzas.

La presentación escénica hubo de contribuir no poco (para aquella época) a dar la imagen entre verdadera y fantástica de un mundo que se divertía, en que las mujeres tenían inclinaciones fatales y decisiones caprichosas y los hom­bres oscilaban entre desafíos y procesos por deudas.

M. Ferrigni