La Escuela de las Viudas, Pietro Chiari

[La scuola delle vedove]. Comedia representada en 1749 en oposición a La viuda astuta (v.) de Goldoni. Con la intención de hacer más viva y sabrosa la comedia goldoniana y al mis­mo tiempo realizar una especie de parodia de la misma, Chiari mezcla la sátira polí­tica con las truhanerías de la comedia del arte con intenciones moralizantes, resul­tando el conjunto algo confuso aunque no exento de inspiración. El inglés Churchill, el francés caballero de Brebi y el español don Gille de los Balconcellos llegan a casa del rico mercader Lucindo, quien les pre­senta a la bella y graciosa viuda Angélica, que el marqués italiano Ottavio ama apa­sionadamente.

Angélica, aunque comportándose con mucha prudencia, no puede impedir que los celos del marqués provo­quen ciertos rumores y chismorreos, por lo que se ve obligada a cerrar su casa a los cuatro. Con astucia consigue más tarde que el ardiente marqués se case con su cuñada Isabel, y casarse ella misma con el rico Lucindo. Así, esta viuda salva la dig­nidad, el interés y la moralidad de un modo algo equívoco, en que el deseo mo­ralista y el de burlarse de la viuda goldoniana se contradicen entre sí de una ma­nera más bien torpe. La sátira se limita a una serie de alusiones sin importancia a la comedia de Goldoni, y en rigor no constitu­ye una parodia de la misma. La vivacidad de esta comedia está principalmente en lo que le queda de la «commedia dell’arte» viejo mundo glorioso que el mismo Goldo­ni no desdeñaba.

U. Dèttore