Entre Bobos Anda el Juego, Francisco Rojas Zorrilla

Co­media en tres actos y en verso publicada en 1637. La comedia tiene un carácter clara­mente burlesco, y su título constituye el amenazador estribillo del protagonista.

Don Lucas del Cigarral, un engreído presuntuo­so con el cual se introduce en el mundo de los personajes teatrales el divertido tipo del burlado satisfecho de sí mismo, gracias a sus grandes riquezas, ha con­certado un matrimonio con doña Isabel de Contreras, hija de un hidalgo pobre. Sien­do feo y desconfiado, decide casarse con la joven por poderes, y se hace representar por un primo suyo, don Pedro de Toledo, quien deberá acompañar a la esposa sin hablarle y obligándole a llevar el rostro cubierto por una máscara. Pero durante el viaje don Pedro logra reconocer en doña Isabel a una joven a la que en cierta ocasión salvó la vida y de la que se enamoró sin saber quién era.

Entonces el joven olvida la pa­labra dada a su primo, se declara a doña Isabel y, después de muchas peripecias, a don Lucas no le queda más remedio que ser generoso y permitir el matrimonio de los dos enamorados. Motivos burlescos di­vertidísimos vivifican la leve trama de la obra, entre los cuales, los más logrados, son el recibo con el que don Pedro debe tomar en depósito del padre a su futura espesa y la declaración de amor que el mismo don Pedro hace a Isabel en nombre de su fatuo primo. Pálidas imitaciones de esta come­dia, que es una de las más originales del teatro español, son el Don Bertrand de Ci­garral (1650) de Thomas Corneille y el Don Japhet d’Armenie (1653) de Paul Scarron.

A. R. Ferrarin