Cánticos de Fidencio, Camillo Scroffa

[Cantici di Fidenzio]. Obra satírica de Camillo Scroffa (1526?-1565), compuesta entre 1545 y 1550; sobre la obra originaria, Elegía amorosa de un apasionado pedante a su amadísimo Ca­milo [Amorosa elegía d’un appasionato pe­dante al suo amatissimo Camillo], de ha­cia 1550, se recogieron otras composicio­nes, y todas ellas se reunieron en un cancionero en 1562. En varios sonetos, una sextina y dos capítulos jocosos, el autor pone en ridículo a un maestro de Padua, Pietro Fidenzio Giunteo da Montagnano, ri­diculizando sobre todo su afecto por uno de sus discípulos, Camillo Strozzi. Finge que el pedante, clásicamente denominado Fi­denzio Glottocrisio Ludimagistro, publica sus poesías en un ingenuo homenaje a su profesión y a su querido Camillo. Al comenzar el primer soneto, calcado sobre el introductivo de Petrarca, el pedante celebra la delicadeza del joven Camillo, su gracia y su modo de saludar. En un capítulo evoca su viaje a Mantua, hecho precisamente para encontrar al amado Camillo: en una taber­na, entre gente burda que no sabe respetar en él al hombre de cultura, pasa muchísimos apuros; los más burlones llegan a quitarle su taburete en el momento que debe sentarse.

El lenguaje, finamente artificioso, al estilo del petrarquismo de moda, recuer­da el estilo del Sueño de Polifilo (v.), de Colonna; es un fruto bastante sazonado de una época de saturación cultural, que en los resplandores del Humanismo (v.), ha visto surgir la musa genial de Folengo. La obra hay que insertarla en la literatura pedan­tesca nacida de la duda entre el latín y la lengua vulgar, propia del espíritu hu­manista, y que se desenvuelve caricaturesca­mente en torno a la figura del «pedante» (v.). Con esta obrita Scroffa dio cuerpo a la «poesía fidenciana», que en el siglo XVII fue cultivada especialmente por Agostino Coltellini, que cantó a un pedante Ser Poi y escribió los Endecasillabi Fidenziani (1641: 2.a ed.) y una Mantissa Fidenziana (1669), bajo el nombre de Ostilio Cantalgeni; en Bartolomeo Nappini que publicó Sonetti vedanteschi, con el nombre de don Polipodio Calabro, y en un cierto Giacomo Nasi que, con el pseudónimo de Essione Partico Callifico Archiludimagistro, compu­so Endecasillabi (1684).

C. Cordié